Historia

La Era de Brieva cuenta con su propia historia, en 1989 sus primeros propietarios adquirieron estas cuadras abandonadas en un antiguo camino que llevaba a las eras de unos de los pueblos con mayor encanto de nuestra comarca, Brieva. Encontraron dentro viejos aperos de labranza, restos de grano y de forraje de animales, viejos enseres. También un pozo y un lagar, donde se pisaba la uva para hacer el vino de la familia.

En el diseño de este restaurante se rescató la teja segoviana original, la estructura y la carpintería son de pino de Valsaín y la teja de vidrio proviene de la fábrica de La Granja.

Abrió por primera vez sus puertas en 1991 y ahora, se vuelve a retomar su cocina, con un estilo tradicional y donde la calidad de las materias primas prevalece frente al minimalismo tan de moda en estos tiempos.